El Secreto de los Replicantes

 

 

 

 

Eduardo Arredondo Delgado

El Cohete.com.mx

Chihuahua, Chih.- La secuela del filme Blade Runner, llegó más de treinta años después, abriendo un nuevo panorama: la vida secreta de los Replicantes.

La incógnita de sí Rick Deckard (Harrison Ford) era o no Replicante se vio revelada en esta entrega, y por otra parte la gran esperanza de los Clones: la posibilidad de dar vida.

Ridley Scott, el británico  que llevó en hombros el primer proyecto y su equipo decidieron darle soltura, apocalipsis y una carga poética a la cinta que no desmerece, quizás únicamente extrañando la música del griego Vangelis.

Por momentos densa y lenta, pero abriga la nostalgia de su predecesora.

Territorios asfixiantes, tecnología descomunal y una sorprendente cámara irradia el mundo toxico, carente de sentido ecológico cuyo reto es sobrevivir entre Replicantes.

Más de tres décadas después, Blade Runner 2049 logra su cometido esbozando otras posibilidades inciertas de los Replicantes y su creador.

Sin embargo la cinta original de la década de los ochenta, sigue siendo el referente obligado de la ciencia ficción. Aquel texto de Philip K Dick(¿Sueñan los Androides con Ovejas Eléctricas? llevado a la pantalla grande hace reflexionar en el mundo que creamos y dejaremos a las generaciones venideras.

¿Habrá un humano o Replicante creador de vida?

Blade Runner, La Gran Apuesta

En 1982 era  una apuesta por la cinta Blade Runner, tenía actores no tan conocidos como lo quería  el realizador, Ridley Scott, sin embargo la cinta densa en su ambientación y poderosa producción no captó la atención, es más pasó desapercibida hasta que fue relanzada cuando con otro aire se volvió en cinta de culto y acto de justicia por  el trabajo de Dick, el hombre que hizo de su prosa un soporte para soñar con nuevos mundos cambiantes en planos diferentes a los conocidos.

Para la filmación de Blade Runner, Ford y Scott (el director) casi llegaron a los golpes, había un ambiente tenso y el guión se cambió en varias ocasiones, relató Paul Sammon en su libro “Future Noir  The Making of Blade Runner”.

 

Para la época era complicado ganar la taquilla y más frente a la franquicia de Star Wars que se veía imponente, pese a una cinta que tenía todos los merecimientos para ser una de las mejores en el género de anticipación. Al final, Blade Runner  tendría un sitio especial.

 

 

 

Top