Irma arrasa en el caribe

Estados Unidos.- El poderoso huracán Irma ya provocó la muerte de por lo menos 15 personas a su paso por El Caribe, donde se reportan grandes daños, mientras dos ciclones más, José y Katia, amenazan a esa región y a la costa mexicana.

Irma, de categoría 5, se movía entre el norte a la isla La Española, que comparten República Dominicana y Haití, y las islas de Turcas y Caicos.

A su paso por La Española, la intensidad de los vientos del huracán disminuyó de 295 a 282 kilómetros por hora, pero se mantuvo en la extremadamente peligrosa categoría 5, según el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

Antes de disminuir su poder, Irma generó vientos de 295 kilómetros por hora durante más de 33 horas, superando el récord del tifón Haiyan que, en 2013 en Filipinas, produjo vientos similares, pero durante 24 horas, dejando más de siete mil muertos o desaparecidos, informó la agencia francesa de meteorología,

“Una intensidad tan duradera es algo inédito en el mundo desde el principio de la era de los satélites”, hace unos 50 años, agregó la institución.

Según la Cruz Roja, el huracán ya afectó a cerca de 1.2 millones de personas, una cifra que podría alcanzar los 26 millones.

causa daños “como una bomba atómica”

Al cierre de esta edición, las autoridades de protección civil de Haití reportaron inundaciones de unos 30 centímetros de altura en la comunidad de Ouanaminthe, fronteriza con República Dominicana.

Además, dos personas resultaron heridas por la caída de un árbol sobre su casa en una localidad cercana a Cabo Haitiano.

Según las últimas previsiones, Irma pasaría un poco más al norte de Haití de lo inicialmente estimado, lo que podría disminuir su impacto sobre uno de los países más pobres del mundo.

Y aunque no tocó tierra en San Juan, la capital de Puerto Rico, el estado asociado de Estados Unidos padeció la noche del miércoles fuertes lluvias y vientos que dejaron a un millón de personas sin luz.

La tormenta también pasó a través de varias pequeñas islas en el noreste del Caribe, incluyendo Barbuda, San Martín, San Bartolomé y las Islas Vírgenes británicas y estadunidenses.

En las Islas Vírgenes estadunidenses, un importante hospital fue destruido por el viento mientras que Barbuda, donde murió una persona, quedó reducida a “escombros”, según el primer ministro Gaston Browne.

En Anguila y las Islas Vírgenes británicas, Irma causó también “daños catastróficos”, indicó el ministro de Relaciones Exteriores de Reino Unido, Boris Johnson.

Su gobierno desbloqueó 13 millones de euros y envió dos navíos militares para auxiliar a las víctimas. La reina Isabel II dijo que sus “pensamientos” están con los damnificados.

Irma también dejó al menos cuatro muertos en la isla franco-holandesa de San Martín, anunció el primer ministro francés, Edouard Philippe, con lo que se rebaja el balance inicialmente de ocho fallecidos.

El presidente del consejo territorial de la parte francesa de San Martín, Daniel Gibbs, dijo que “95% de su territorio quedó destruido”.

En esa isla, varios testigos hablaban de un “paisaje apocalíptico”. “Es casi como estar en un país en guerra”, afirmó una periodista local, Maeva Myriam Ponet.

El ciclón también dejó un fallecido en la parte holandesa de la isla, según La Haya.

Todo “ha sido barrido” como “por una bomba atómica”, contó a la televisión France Info Dany Magen-Verge, una habitante de San Martín, de 70 mil habitantes, donde 60% de las casas quedaron inhabitables.

Tanto en San Martín como en San Bartolomé no hay agua potable ni luz, no se puede acceder a los edificios públicos, las casas están destruidas, los árboles caídos y hasta los servicios de rescate sufrieron estragos.

Evacúan a 700 mil personas en riesgo

Ante la inminente llegada de Irma, Cuba decretó ayer el estado de alarma en toda la mitad oriental de la isla, donde unas 700 mil personas fueron evacuadas de sus hogares antes de que se sintieran los primeros efectos del huracán de categoría 5.

Las autoridades estimaron que anoche comenzarían a sentirse vientos de tormenta tropical, de entre 60 y 120 kilómetros por hora, en la provincia de Guantánamo, en el extremo más oriental de la isla.

Además, se prevé que tanto en Guantánamo y como en Holguín se registren olas de entre cuatro y seis metros que provocarán inundaciones.

Está previsto que los vientos y lluvias que arrastra Irma –cuyo ojo no va a tocar tierra en Cuba– accedan a la isla por Punta de Maisí, el punto más oriental de la isla, cerca de la localidad de Baracoa, que fue la que sufrió con más dureza los embates del huracán Matthew, de categoría 4, en octubre.

El estado de alarma decretada por el Estado Mayor de la Defensa Civil incluye a todas las provincias de la mitad oriental del país: Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Holguín, Las Tunas, Camagüey y Ciego de Ávila.

El segundo jefe del Estado Mayor de la Defensa Civil, el coronel Luis Ángel Macareño, explicó que la fase de alarma significa que “nadie puede transitar por las calles y la población debe permanecer en lugares seguros”.

Desde el miércoles se suspendió el transporte por ferrocarril a las zonas central y oriental del país y se cerró el acceso a polos turísticos como Cayo Santa María, Cayo Coco y Cayo Guillermo.

Esa zona, conocida como la cayería norte (que abarca el litoral de las provincias de Villa Clara, Ciego de Ávila y Camagüey) va a ser una de las más perjudicadas por Irma.

Cuba inició el miércoles la evacuación de más de 36 mil turistas extranjeros de esos cayos; 60% de ellos era de Canadá, quienes ya regresaron a su país.

El resto de los turistas fue reubicado en hoteles de zonas más seguras como Varadero o La Habana, en el occidente de Cuba o en Trinidad y Cienfuegos, en la zona sur.

Desalojos obligatorios en EU

Irma tendrá un impacto “realmente devastador” cuando golpee las zonas costeras del sur de Estados Unidos, advirtió ayer el jefe de la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (Fema), Brock Long, quien urgió a los residentes en Florida y otros estados a atender las órdenes de evacuación.

“La mayoría de las personas que viven a lo largo de la costa nunca han experimentado un huracán como éste, lo cual será realmente devastador”, dijo a la cadena CNN.

Irma sería el cuarto huracán categoría 5 que golpea a Estados Unidos desde 1851 y el primero desde Andrew en 1992.

Ya se emitieron órdenes de evacuación obligatoria para casi 200 mil personas en Florida y para 300 mil en Georgia, pero se estima que se lanzarán llamados similares para Carolina del Sur y Carolina del Norte, informó Long.

También rigen órdenes de evacuación en partes de Miami, incluyendo Miami Beach, una de las zonas turísticas más populares del país.

El alcalde de Miami Beach, Philip Levine, advirtió que Irma podría tener un impacto de proporción “nuclear”, e instó a todos a estar lo antes posible lejos de la zona de impacto.

“Les ruego encarecidamente que dejen Miami Beach. Tienen amigos, tienen familia: vayan a visitarlos”, dijo Levine a la televisora CBS4 de Miami.

“Este es un huracán (de proporción) nuclear, deben irse de la playa, deben irse de la playa”, insistió.

La Fema, que sigue ocupada con las secuelas del huracán Harvey, que afectó a Texas y Luisiana el 25 de agosto provocando masivas inundaciones, movilizó a unos tres mil funcionarios para enfrentar la emergencia por Irma, agregó Long.

Las personas que intentaban dejar Florida ayer se encontraron con escasez de gasolina en muchas estaciones de servicio y con largas filas en las que permanecían abiertas, lo que además provocó severos embotellamientos viales en carreteras y avenidas principales.

El gobernador de Florida, Rick Scott, reconoció “episodios” relacionados con la gasolina y dijo que pidió a la Casa Blanca y a la Fema, facilitar la llegada de la mayor cantidad posible de combustible.

Trump, preocupado

Por su parte, el presidente estadunidense Donald Trump expresó ayer su preocupación por esta tempestad.

“Estamos muy preocupados, estamos trabajando muy duro”, dijo el mandatario sobre la tormenta, que ha dejado en ruinas a las islas tropicales.

Trump extendió ayer a Carolina del Sur la declaratoria de emergencia que realizó el martes para Puerto Rico y Florida. Con ello, los estados obtienen fondos para los desastres.

Top